viernes, 9 de mayo de 2014

Como usar la Guadaña

Segando el bosque frutal
Son muchas las veces que defiendo el volver a usar la guadaña o desbrozadora de lentejas, según se la quiera llamar... evidentemente hay que conseguir una buena técnica de movimiento para que cunda el trabajo a realizar y la espalda quede fortalecida en lugar de dolorida.
Además hay que tener siempre en consideración ir segando por tramos para permitirles a los insectos y demás habitantes del ecosistema moverse a otro espacio que no vaya a perecer en breve... si por ejemplo tenemos calles de frutales segar calle si calle no y al mes siguiente segar el resto.
Los beneficios que he observado de la guadaña son:
- Se alimenta de pucheros en lugar de gasolina.
- Permite realizar un trabajo armónico, nada de ruido ni ritmos acelerados (y cunde casi como una desbrozadora a gasolina...).
- Si segamos cuando las hierbas están a la altura de nuestra cintura aproximadamente, al no picar la hierba como hace la desbrozadora permite que haya un manto de cobertura para la tierra que dura una temporada entera...
- Podemos realizar una siega muy selectiva.
Así que animarse, dejad las ruidosas y poco sostenibles desbrozadoras para volver a recuperar a esta herramienta tan simbolizada con la muerte, en definitiva, con el final de un ciclo.

¡Manos a la Guadaña!

RCVicent

linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...